Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades Gobierno de Canarias Universidad de La Laguna CSIC Centro de Excelencia Severo Ochoa

Prensa y Multimedia

Presente y futuro de la investigación con el GTC

14 Dic. 2018

Tras tres jornadas de intensa actividad y más de 60 presentaciones con resultados científicos, el VI Congreso "Ciencia con el GTC" ha concluido en Valencia con un recorrido por la instrumentación actual y futura de esta Infraestructura singular que observa el Universo desde la cumbre de La Palma.

La capacidad de devolvernos imágenes de impresionante belleza y la curiosidad por todo lo que nos rodea atraen a las personas a tornar los ojos al cielo y mirar a las estrellas. La Astrofísica es la rama de la Ciencia que utiliza las tecnologías más avanzadas para crear herramientas que permiten observar el Cosmos y conocerlo como nunca antes se había podido hacer. Una de estas herramientas es el Gran Telescopio Canarias, situado a 2.400 metros de altura, en el Observatorio del Roque de los Muchachos (Garafía, La Palma). 

Desde el comienzo de sus operaciones científicas en 2009, el GTC ha contribuido a aumentar los conocimientos sobre el Universo con 420 publicaciones en revistas científicas, 8 de ellas en la revista Nature y 2 de ellas en Science. La reunión, que ha tenido lugar esta semana en Valencia, ha sido la tercera desde que el GTC comenzara a producir datos, hace ahora casi 10 años. Su productividad científica ha crecido anualmente de manera progresiva gracias a la versatilidad de su conjunto de instrumentos y a su modelo altamente flexible, que le permite abarcar una amplia variedad de campos de investigación y responder rápidamente ante eventos inesperados en el Universo. Asteroides activos y otros cuerpos del Sistema Solar, atmósferas en otros planetas dentro de la Vía Láctea, estrellas primitivas, nebulosas, agujeros negros estelares y supermasivos en galaxias muy lejanas (y no tanto), son solo algunos de los temas que se han visto a lo largo de estos últimos días, de la mano de los equipos que conforman las colaboraciones de los diferentes instrumentos del GTC.

Y es que la Ciencia y la Tecnología se impulsan mutuamente. Por eso, además de los resultados obtenidos a partir de los instrumentos ya instalados en el telescopio: OSIRIS, el instrumento más demandado y el que más publicaciones científicas ha producido en esta década, ahora con su nuevo módulo de alta resolución, NEFER; EMIR, operativo desde 2017 y que recientemente ha incorporado el modo de espectroscopia multiobjeto, con el que puede estudiar el espectro electromagnético de varios objetos celestes a la vez; MEGARA, operativo desde este año y del que se han presentado varias charlas con resultados científicos de impacto; HiPERCAM, el instrumento visitante de la Universidad de Sheffield capaz de observar en 5 filtros ópticos a la vez y a una altísima frecuencia temporal;  Canaricam, de la Universidad de Florida, que regresa al telescopio tras una ausencia de 2 años y medio, aunque irá ubicado en una estación focal diferente y, finalmente, el espectrógrafo HORuS, otro instrumento visitante, desarrollado por el IAC, con el que se podrá observar objetos puntuales a alta resolución y con amplia cobertura espectral en el óptico.

También se han presentado los instrumentos que se instalarán en el telescopio los próximos años: FRIDA, que explotará la capacidad suministrada por la óptica adaptativa del GTC, MIRADAS, el espectrógrafo multiobjeto infrarrojo liderado por la Universidad de Florida, y el espectrógrafo de alta resolución que está desarrollando la comunidad china para formar parte de los usuarios de GTC.

Pensando en el futuro a mas lago plazo, ha habido ocasión para valorar las primeras propuestas de futuros instrumentos a explotar en la segunda mitad de la década de 2020: NEREA, GATOS, BATMAN y GTCMCAO 3.0. Con ellos, se pretende encontrar el nicho de explotación científica del GTC en el momento en el que entren en operación la próxima generación de grandes telescopios en tierra (GMT, TMT, ELT) y el JWST en el Espacio.

“Se prevé que el plan de instrumentación actual se complete en el año 2021 cuando hasta siete instrumentos científicos podrán estar disponibles para su uso en el GTC”, señala Romano Corradi, director de este telescopio. Y añade: “Estas nuevas propuestas serán las que garanticen la competitividad de un telescopio, que continuará siendo el mayor del mundo, en el rango óptico e infrarrojo, al menos, hasta 2025”.

El Gran Telescopio Canarias está financiado por la Comunidad Autónoma de Canarias y por el Estado Español (cofinanciado con fondos FEDER, Fondos Europeos de Desarrollo Regional), con la participación internacional de instituciones de México (IA-UNAM, Institutito de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México; INAOE, Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica, ambos cofinanciados por el CONACYT, Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México) y de Estados Unidos (Fundación para la investigación de la Universidad de Florida).

El Gran Telescopio Canarias, instalado en el Observatorio del Roque de los Muchachos (Garafía, La Palma) forma parte de la red de Infraestructuras Científicas y Técnicas Singulares (ICTS) de España.

Enlaces de interés:

Notas anteriores:

 

Ver lista completa de notas de prensa | Ver más notas de prensa del año 2018

Utilizamos cookies propias y de terceros para recoger información estadística y mejorar nuestra web y servicios. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso.
Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies.

Aceptar