Ministerio de Economía y Competitividad Gobierno de Canarias Universidad de La Laguna CSIC Centro de Excelencia Severo Ochoa

Prensa y Multimedia

Una extraña pareja en la constelación del Escorpión
30 Ene. 2008

Es la primera vez que se observa un objeto celeste tan poco masivo orbitando a gran distancia de una enana marrón

Tiene 14 veces la masa de Júpiter y se desplaza alrededor de una enana marrón que se encuentra a una distancia unas 700 veces mayor que la que separa la Tierra del Sol. Con su verdadera naturaleza aún por determinar, el compañero de masa planetaria denominado UScoCTIO108B y la asociación con su enana marrón protagonizan el descubrimiento, en la constelación del Escorpión, llevado a cabo por científicos del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y de la Universidad Politécnica de Cartagena.

"Aunque ya se conocían sistemas dobles de masas similares, ésta es la primera vez que se encuentra un compañero tan poco masivo a una distancia tan grande de una enana marrón. La separación entre ellos es unas 20 veces mayor que la que existe entre el Sol y Plutón", indica el astrofísico del IAC Víctor Béjar, primer autor del artículoque se publicará el próximo 1 de febrero en la revista especializada Astrophysical Journal Letters. El período de traslación del objeto, es decir, el tiempo que tarda en completar su órbita, supera los 65.000 años.

A partir de la información extraída de la base de datos astronómica 2MASS, los investigadores localizaron este sistema doble en una de las regiones de formación estelar más joven y cercana a nuestro Sol, concretamente a 470 años luz. El equipo realizó observaciones en los rangos óptico e infrarrojo con el telescopio IAC80, desde el Observatorio del Teide (Tenerife), y con los telescopios William Herschel y Nazionale Galileo desde el Observatorio del Roque de los Muchachos (La Palma), así como con el telescopio Keck del Observatorio estadounidense de Mauna Kea (Hawai).

"En su superficie hemos medido temperaturas en torno a los 2.400 y 2.000 grados centígrados para la enana marrón y el cuerpo celeste, respectivamente. En el caso de UScoCTIO108B, un gigante gaseoso, son aún muy elevadas debido a su extrema juventud (es casi mil veces más joven que los planetas del Sistema Solar) y no a la influencia de la enana marrón central, de naturaleza fría y muy distante”, explica María Rosa Zapatero Osorio, investigadora del IAC y coautora del estudio.

Según el equipo de astrofísicos, resulta difícil que el compañero de masa planetaria se haya originado a tales distancias a partir de un disco protoplanetario, del mismo modo en que se piensa que se formaron los planetas del Sistema Solar. "Dado que la región tiene una densidad estelar relativamente baja, es muy probable que este sistema permanezca ligado debido a la fuerza de la gravedad durante miles de millones de años y, por tanto, que puedan existir compañeros similares a distancias tan grandes en torno a muchas otras estrellas", indica Antonio Pérez, investigador de la Universidad Politécnica de Cartagena.

Una enana marrón joven y brillante

Uno de los factores que ha facilitado la detección de la enana marrón y su compañero es su juventud. Cuando son tan jóvenes, las enanas marrones todavía se están contrayendo y son muchísimo mas brillantes que otros objetos de mayor edad e igual masa.

Una enana marrón es el eslabón entre las estrellas más frías y menos masivas y los planetas como Júpiter. Al contrario que las estrellas, no tiene masa suficiente como para que en su interior se alcancen las temperaturas necesarias para realizar la fusión del hidrógeno, aunque sí experimentan reacciones con elementos ligeros como el litio o el deuterio.

En el caso de los planetas, su baja masa no permite que se produzca ningún tipo de reacciones nucleares. En la actualidad existe un debate interno en la comunidad científica sobre si el término "planeta" debe de englobar sólo aquellos objetos que se hayan formado en discos, e incluso si deben o no de encontrarse orbitando alrededor de una estrella.

En la investigación han participado. V.J. S. Béjar, M. R. Zapatero Osorio, C. Álvarez, E.L. Martín y R. Rebolo, del IAC, y A. Pérez- Garrido I. Villó-Pérez y A. Díaz Sánchez, por parte de la Universidad Politécnica de Cartagena.

Icono vídeo Previsualizar - Descargar wmv y mpg (zip, 8,8 Mb)
Animación de la constelación del Escorpión y de la situación dentro de la misma del sistema binario entre la enana marrón y el objeto de masa planetaria, seguida de una infografía ficticia de su asociación. Ambas se encuentran a una separación de 670 Unidades Astronómicas (UA).
Créditos: Imagen: Farid Char - Victor Béjar et al. - Animación: Gabriel Pérez (IAC)

Más información:

Artículo “Discovery of a wide companion near the deuterium burning mass limit in the Upper Scorpius association”

 

Ver lista completa de notas de prensa | Ver más notas de prensa del año 2008

Utilizamos cookies propias y de terceros para recoger información estadística y mejorar nuestra web y servicios. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso.
Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies.
Aceptar