Ministerio de Economía y Competitividad Gobierno de Canarias Universidad de La Laguna CSIC Centro de Excelencia Severo Ochoa

Prensa y Multimedia

Descubren los hidrocarburos más complejos que se han detectado en el espacio interestelar
25 May. 2010

Investigadores españoles detectan antraceno en el medio interestelar

Un equipo de científicos liderado por el Instituto Astrofísica de Canarias (IAC) ha logrado identificar una de las  moléculas orgánicas más complejas que se han detectado hasta la fecha en el medio interestelar. El descubrimiento de antraceno en la constelación de Perseo, a unos 700 años luz de distancia de la Tierra, podría resolver un problema astrofísico pendiente desde hace décadas sobre la producción de moléculas orgánicas en el espacio.

“Hemos detectado la presencia de  moléculas ionizadas de  antraceno en una nube densa, en dirección a la estrella Cernis 52”, explica Susana Iglesias Groth, la investigadora del IAC que ha liderado el estudio. “En esta región de formación estelar hemos encontrado también uno de los más  altos contenidos  de radicales de  carbono hidrogenado que se conocen en el medio interestelar”, añade la astrofísica.

Iglesias destaca que “hace dos años ya encontramos pruebas de la  existencia de  naftaleno en la misma región, por lo que todo apunta a que hemos descubierto  una región de formación estelar muy rica en lo que a química  prebiótica se refiere”. En su opinión, el siguiente paso es investigar la presencia  de  aminoácidos. Sometidos a radiación ultravioleta y combinados con  agua y amoníaco, moléculas como éstas pueden producir  aminoácidos y otras moléculas esenciales para el desarrollo de la vida.

Hasta la fecha, este compuesto químico sólo se había detectado en meteoritos, pero  nunca en el medio interestelar. Las formas oxidadas de esta molécula  son comunes en los sistemas vivos y tienen actividad bioquímica. En nuestro planeta, el  antraceno oxidado es un compuesto básico del aloe y tiene propiedades  antiinflamatorias.

Este hallazgo sugiere que buena parte de los  componentes  clave en la química prebiótica terrestre podrían estar presentes en el material interestelar. En el artículo, que será publicado por la  revista  especializada de la Royal Astronomical Society el próximo mes, han participado varios colaboradores del IAC y de la Universidad de Texas.

Desde hace unos 80 años se conoce la   existencia de  cientos de bandas espectroscópicas asociadas con  material  interestelar, denominadas bandas difusas,  pero hasta   ahora no se  había podido identificar el agente causante de ninguna de ellas. Este descubrimiento apunta a que podrían estar causadas por formas moleculares basadas en el antraceno o naftaleno. Ampliamente distribuidas por el espacio interestelar, podrían haber sido clave en la producción  de muchas de las  moléculas orgánicas  presentes en  la época de formación del  Sistema Solar.

Los resultados, que se presentan la próxima semana en el Congreso Internacional  “PAHs en el Universo” en Tolouse, Francia, se han basado en las observaciones realizadas con el telescopio William Herschel del  Observatorio del Roque de los Muchachos, en la isla de La Palma, y con el telescopio HET de Texas, en Estados Unidos.


Contacto:

Susana Iglesias Groth
Teléfono: +34 922605240
Correo electrónico: sigroth@iac.es

Artículo "Anthracene cations toward the Perseus molecular complex” (http://arxiv.org/abs/1005.4388)

Autores: S. Iglesias Groth, A. Manchado, R. Rebolo, J. I. González Hernández. A. García Hernández (IAC); D.L. Lambert (Observatorio Mc Donald, Universidad de Texas).

Noticia relacionada: Descubren en el espacio interestelar moléculas clave para la formación de estructuras básicas de la vida

Ver lista completa de notas de prensa | Ver más notas de prensa del año 2010

Utilizamos cookies propias y de terceros para recoger información estadística y mejorar nuestra web y servicios. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso.
Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies.
Aceptar