Ministerio de Economía y Competitividad Gobierno de Canarias Universidad de La Laguna CSIC Centro de Excelencia Severo Ochoa

Observatorio del Roque de los Muchachos

Telescopios

· Lista completa de telescopios

Gran Telescopio CANARIAS (GTC)
Web
Imagen del Gran Telescopio CANARIAS (GTC)
Descargar Audiovisual Español Inglés
Descargar Audiovisual HD Español Inglés
DESCRIPCIÓN GENERAL

El Gran Telescopio CANARIAS (GTC) es un telescopio reflector con un espejo primario de 10,4 metros de diámetro. Diseñado con las últimas innovaciones tecnológicas es uno de los telescopios más avanzados del mundo y el mayor de los óptico-infrarrojo

INSTRUMENTOS

Ya está en funcionamiento OSIRIS, que observa en el rango visible. En el año 2012, con el CanariCam a punto, se podrá observar, también, en infrarrojo.

HISTORIA

El Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) empezó a promover la idea de construir un gran telescopio en Canarias en 1987. El GTC supone pues un paso más en la andadura del IAC en su afán por hacer ciencia competitiva e impulsar el desarrollo tecnológico e industrial.

Con objeto de ganar eficacia en la gestión y realización del proyecto, la construcción del GTC se ha encomendado a la empresa pública "Gran Telescopio de CANARIAS, S.A." (GRANTECAN), creada específicamente para este fin. En esta empresa participan como socios la Comunidad Autónoma de Canarias y la Administración General del Estado.

Por otro lado, el Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (IA-UNAM) y el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), financiados por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México (CONACYT) participan con un 5% del total de los costes, de igual forma que la Universidad de Florida (EE.UU.), que participa con el mismo porcentaje. A cambio, ambos países están integrados en el "Comité de Seguimiento de la utilización del GTC y obtendrán un 5% del tiempo de observación.

DATOS TÉCNICOS

El espejo primario del GTC, que aplica la tecnología de espejos delgados con el fin de reducir su peso, está compuesto por 36 piezas hexagonales que, unidas, tienen una superficie colectora de 75,7 m2, tamaño equivalente al de un espejo circular de 10,4 m de diámetro. Aparte del espejo primario, se utilizan un espejo secundario y un tercer espejo para enviar la luz a los focos donde se ubican los instrumentos científicos.

Junto con la gran superficie colectora, es muy importante la calidad de imagen, por lo que el GTC utilizará dos técnicas para optimizarla: la óptica activa y, más adelante, la óptica adaptativa. Con la primera se alinean, deforman y mueven los espejos (segmentos del primario y espejo secundario) para mantener de un modo preciso la posición y forma de los espejos, independientemente de las condiciones externas (climatología, temperatura, gravedad, defectos de fabricación, etc.), de manera que no influyan sobre la imagen.

La óptica adaptativa es, en la actualidad, una técnica incipiente que está siendo desarrollada para los principales telescopios del mundo y, una vez implantada, equivaldrá casi a observar sin atmósfera. Consiste en utilizar espejos deformables para compensar las aberraciones que sufre la luz a su paso por la atmósfera.

La montura del telescopio es altacimutal, es decir, que los movimientos se realizan según dos ejes, el horizontal y el vertical, y su estructura mecánica está diseñada para que la observación se realice libre de vibraciones que podrían restar nitidez a las imágenes.

A todo esto hay que sumar una cúpula, que protege al telescopio y está preparada para evitar al máximo la existencia de turbulencias externas e internas que puedan degradar la imagen.

Además, el GTC pretende lograr un óptimo aprovecha-miento del tiempo de observación mediante el sistema de observación por colas (proceso por el cual se decidirá automáticamente qué instrumentación y qué tipo de observación conviene hacer conforme a las condiciones atmosféricas de cada momento). También, utilizará un avanzado sistema de control y dispondrá de una alta fiabilidad de funcionamiento gracias a un programa de mantenimiento preventivo, diseñado para percibir posibles fallos de funcionamiento antes de que se produzcan, garantizando que el tiempo de parada producido por estos fallos en el sistema sea mínimo.

FUTURO

El GTC podrá llegar a "ver" los objetos más distantes y los más débiles de nuestro Universo. Entendamos esto como un viaje en el tiempo: la luz que se recibe de los objetos más alejados del Universo empezó su viaje hace unos 15.000 millones de años, por lo que se podrá obtener respuesta a muchas preguntas sobre la creación del Universo conocido.

Con el GTC se distinguirán sistemas planetarios en estrellas de nuestros alrededores, se podrá conocer la materia oscura, descubrir, oculto tras las densas nubes moleculares, el "nacimiento" de estrellas, "ver" las galaxias más alejadas y los cuásares, estudiar más a fondo las características de algunos agujeros negros y su evolución, o saber cuáles son los componentes químicos creados tras el "Big Bang". Hallar planetas similares al nuestro en otras estrellas es una de las metas emblemáticas del GTC.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recoger información estadística y mejorar nuestra web y servicios. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso.
Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies.
Aceptar