Ministerio de Economía y Competitividad Gobierno de Canarias Universidad de La Laguna CSIC Centro de Excelencia Severo Ochoa

Observatorio del Roque de los Muchachos

Telescopios

· Lista completa de telescopios

MAGIC
Web
Imagen del MAGIC
Descargar Audiovisual Español Inglés
Descargar Audiovisual HD Español Inglés
DESCRIPCIÓN GENERAL

En la actualidad, se estudia el cosmos y su evolución usando todo tipo de radiaciones, y en especial ondas electromagnéticas. El espectro electromagnético se extiende desde las ondas de radio, pasando por el infrarrojo, la luz visible, el ultravioleta, los rayos X y los rayos gamma, hasta llegar a los "rayos gamma de muy alta energía" (por encima de los 10 GeV). Las observaciones en luz visible (en longitudes de onda de 0,5 a 1 micrómetro) tienen una historia de siglos, mientras la astronomía de rayos gamma en satélites (de keV a unos GeV) o desde el suelo (por encima de 10 GeV) son disciplinas jóvenes creadas en el siglo XX. El telescopio MAGIC detecta rayos gamma de muy alta energía en una región del espectro en el que ningún otro telescopio es operativo. MAGIC está abriendo una nueva ventana al Universo.

Se ha desarrollado un audiovisual sobre el telescopío en diferentes idiomas:

Español, Inglés, Italiano, Alemán

HISTORIA

Los primeros intentos de detectar rayos gamma de muy alta energía usando matrices de detectores sensibles a las partículas de la cascada fracasaron. El éxito llegó finalmente cuando el telescopio Whipple en Arizona ensayó por primera vez la técnica de Cherenkov. En 1989 Whipple establecía que la Nebulosa del Cangrejo era una fuente intensa de rayos gamma del TeV, y a continuación detectó dos fuentes mas, esta vez extragalácticas -los núcleos activos de galaxias Markarian 421 y 501. El siguiente gran avance vino al principio de los años 90 con los telescopios de HEGRA en La Palma, que por primera vez operaron varios instrumentos simultáneamente y usaron el concepto de observación estereoscópica. El éxito de ambos detectores llevó en 1996 a la idea de construir un telescopio gigante, MAGIC, que cubriera la ventana virgen del espectro electromagnético a la que no llegaban los detectores en satélites.

INSTRUMENTOS

MAGIC no es sólo inmenso (es el telescopio con el mayor espejo del mundo). Además, es pionero en toda una serie de innovaciones técnicas que nunca se habían aplicado a telescopios Cherenkov. El reflector es extremadamente ligero para su tamaño, con lo que puede apuntar a cualquier parte del cielo en menos de
treinta segundos. Consiste en 270 espejos individuales que pueden enfocarse por separado mediante rayos láser de referencia, usando lo que se conoce como óptica activa. La cámara, construida por completo en España, está equipada con seiscientos detectores de luz extremadamente sensibles y rápidos. Las señales que producen estos detectores se transmiten a través de fibra ópticas a la electrónica de digitalización más rápida del mundo en este tipo de detectores.

DATOS TÉCNICOS

Los "telescopios de Cherenkov" son telescopios para la detección de rayos gamma de muy alta energía. A pesar de que la atmósfera absorbe estos rayos gamma, pueden detectarse de forma indirecta, porque en el proceso de absorción generan una "cascada" de partículas secundarias de alta energía. Estas partículas producen a su vez luz de Cherenkov en el ultravioleta cercano y en azul, que se pueden recoger con un telescopio. Es la técnica de detección de Cherenkov.

RESULTADOS RELEVANTES

MAGIC empezó a tomar datos en 2004, y a comienzos de 2005 ya se había estudiado el funcionamiento del telescopio usando la fuente de rayos gamma de referencia a estas energías, la nebulosa del Cangrejo. MAGIC ha detectado este objeto en la ventana inexplorada del espectro, y esta detección ayuda a comprender el mecanismo por el que se producen los rayos gamma. La nebulosa tiene en su centro un "púlsar", esto es, una estrella muy densa que rota decenas de veces por segundo en torno a su eje, generando campos magnéticos y eléctricos muy intensos. MAGIC también ha detectado varios núcleos activos de galaxias. Estos son agujeros negros con una masa millones de veces mayor que la de nuestro Sol que se esconden en el centro de algunas galaxias y generan chorros gigantescos de materia. En los chorros también se aceleran partículas y se producen rayos gamma.

FUTURO

En general, la observación de rayos gamma es tan solo un aspecto de la "física de astropartículas". Este campo de la ciencia se ha desarrollado en el cruce de la física de partículas, la física nuclear, la astrofísica, la gravitación y la cosmología. Una de sus piezas fundamentales es la física de rayos cósmicos, que tuvo su origen hace varias décadas. En esa época, los científicos observaban desde globos o sobre la cima de las montañas las numerosas partículas cargadas que entran en nuestra atmósfera. Hoy en día, el campo ha crecido sustancialmente, e incluye todo tipo de partículas.

Los rayos cósmicos, en parti-cular, probablemente son acelerados cuando la explo-sión de una supernova expulsa una envoltura de gas a gran velocidad. Estas envolturas también producen rayos gamma en abundancia.

Hay un buen número de fuentes de rayos gamma que simplemente no se pueden identificar. Muchas se encuentran en el ecuador galáctico, con lo que se supone que están situadas en nuestra galaxia. MAGIC recogerá un gran numero de rayos gammas de estas fuentes, con los que se espera identificar sus posiciones con más exactitud y así facilitar su identificación.

Cada día se producen unas cuantas explosiones estelares de gran intensidad en lugares aleatorios del cielo. Estas explosiones no se pueden observar con telescopios visibles, pero son muy brillantes en gamma, y de hecho se conocen como explosiones de rayos gamma. Duran entre unos pocos segundos y unos minutos. La cantidad de radiación que emiten las convierte en los fenómenos más energéticos del universo. Se descubrieron hace treinta años y desde entonces han sido objeto de una investigación intensa y de todo tipo de especulaciones acerca de su origen.

Mediante rayos gamma de muy alta energía también se puede buscar materia oscura. Esta componente desconocida del universo podría consistir en partículas que chocan de vez en cuando entre sí y generan rayos gamma. Esto sucede típicamente cerca de agujeros negros en los centros de las galaxias, incluyendo nuestra propia Vía Láctea.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recoger información estadística y mejorar nuestra web y servicios. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso.
Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies.

Aceptar