Ministerio de Economía y Competitividad Gobierno de Canarias Universidad de La Laguna CSIC Centro de Excelencia Severo Ochoa

Galería de Resultados

Seleccione el año: 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004 | 2003 |

· Ver más resultados destacados de este año.

SISMOLOGÍA SOLAR Y ESTELAR Y BÚSQUEDA DE EXOPLANETAS.

Autor/es: García, R. A.,Turck-Chièze, S., Jiménez-Reyes, S. J.; Ballot, J., Pallé, P. L., Eff-Darwich, A,, Mathur, S.

Referencia: 2007, Provost, J., Tracking Solar Gravity Modes: The Dynamics of the Solar Core, Science, 316,1591.

Pie de imagen: Imagen artística  del satélite SoHO y del interior solar donde se representa la propagación de  algunos modos-g en el interior radiativo y el núcleo solar.
Pie de imagen: Imagen artística  del satélite SoHO y del interior solar donde se representa la propagación de  algunos modos-g en el interior radiativo y el núcleo solar.

La huella de los modos-g en el Sol.

Gracias a las medidas realizadas por el instrumento GOLF a bordo del satélite SoHO de modo ininterrumpido a lo largo de los últimos 10 años, se ha podido detectar una estructura que correspondería a la huella dejada por los modos gravitatorios (que se propagan únicamente en el interior del Sol) y que no habían podido ser detectados, sin ambigüedad, hasta la fecha.

La comparación directa entre las frecuencias de los modos g teóricos -calculados a partir de modelos de estructura y evolución estelar- y los datos observacionales, se ha podido estimar la rotación del núcleo solar que hasta ahora no había podido ser estudiada en detalle. Los resultados muestran que el núcleo solar giraría varias veces más rápido en promedio que el resto de la zona radiativa. (Publicado en Science, 316 ,1591, Mayo 2007)

Imagen artística  del satélite SoHO y del interior solar donde se representa la propagación de  algunos modos-g en el interior radiativo y el núcleo solar.

El éxito de CoROT.

El análisis de las primeras observaciones con CoROT puso de manifiesto que se alcanzaban todos los niveles de requerimientos científicos exigidos en la definición de la misión y de la instrumentación. Como prueba de ello, y tras pocas semanas de observación se detectó el primer planeta extrasolar: “Corot-Exo-1b”, con una precisión en la curva de luz del eclipse nunca antes alcanzada. Se trata en este caso de un planeta tipo Júpiter (aunque mayor),orbitando un astro similar al Sol y con un periodo de aproximadamente un día y medio y está situado a unos 1500 años-luz de la Tierra, en la constelación de Monoceros.

Pie de figura: Curva de luz del planeta Corot-Exo-1b, basada en observaciones de 36 tránsitos. Tiene una precisión de 160 ppm (partes por millón).

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para recoger información estadística y mejorar nuestra web y servicios. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso.
Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies.

Aceptar