Cambia a castellano Switch to English

Preparación de la estancia
Normas básicas de seguridad Parques Nacionales
Cómo llegar Zoom-OT - Zoom-ORM

Observatorio del Teide (28º 17' 53.6"N, +16º 30' 33.44"O)

Observatorio del Roque de los Muchachos (28º 45' 25"N, +17º 53' 33"O)



Preparación de la estancia

 

 

Los astrónomos que vayan a utilizar las instalaciones de los Observatorios de Canarias han de realizar sus propias reservas de habitación y de comidas en la residencia. Los usuarios pertenecientes al IAC podrán usar el servicio de vehículos disponibles para subir a los Observatorios. El resto de usuarios deberá alquilar un coche o realizar el trayecto en taxi.

OT: habitación en la residencia, comidas y vehículos.
ORMhabitación en la residencia, comidas y vehículos.


Normas básicas de seguridad

 Si va a utilizar las instalaciones de los Observatorios de Canarias es recomentable tener en cuenta ciertas normas básicas de seguridad y prevención de riesgos laborales, tanto para el OT como para el ORM.


Cómo llegar

 

 

Es fundamental, sobre todo en invierno, tener en cuenta el estado de las carreteras y las condiciones meteorológicas antes de subir o bajar del Observatorio.

En el caso del Observatorio del Teide, lo normal es seguir la ruta indicada en el plano -desde el IAC, La Laguna o el Aeropuerto del Norte-, lo que supone unos 60 minutos. Se toma la carretera TF24 y se realizan los desvíos en el cruce 1 y en el cruce 2

Desde el aeropuerto:

Tenerife dispone de dos aeropuertos. Desde cualquiera de ellos se podrá tomar un taxi o alquilar un coche. Los precios aproximados por trayecto son:

Para el Observatorio del Roque de los Muchachos, toda la información sobre cómo acceder al observatorio viene descrita aquí

Desde el aeropuerto:


Algo de historia

 

 

En los siguientes enlaces se puede obtener más información acerca de las primeras expediciones astronómicas, la historia del IAC y algunos de los principales momentos astronómicos del Observatorio del Teide.

La observación del cielo debió de ser una componente importante de la cultura de las poblaciones prehispánicas de las Islas Canarias, tanto desde el aspecto religioso como desde el aspecto práctico ante la necesidad de crear un calendario, como indican las dos siguientes breves reseñas: (1) Los adoradores del Sol y de la Luna “...en Canaria y otras islas adyacentes ..., son adoradores del Sol y de la Luna”; Urbano VI (Roma; 1349 d.c.) y (2) “...contaban su año llamado Acano por las lunaciones de 29 soles desde el dia que aparecia nueva. Empesaban por el estio, quando el Sol entra en Cancro a 21 de junio en adelante, la primera conjuncion ...”; Tomas Arias Marín de Cubas (Gran Canaria; 1684 d.C.).

En 1856, el astrónomo escocés C. Piazzi Smyth llevó a cabo la primera expedición astronómica propiamente dicha. Su principal interés consistía en constatar las sugerencias de Isaac Newton en su libro "Opticks" (1730) de que la observación astronómica desde cumbres elevadas, por encima de las nubes, mejoraría la calidad de imagen. C. Piazzi Smyth ascendió, junto con su mujer Jessie Duncam, a la cumbre del Teide, en la Isla de Tenerife, a lo alto de la montaña de Guajara (2 715m de altitud). Llevó consigo un experimento que constaba de un telescopio de 9cm. Con él consiguio observaciones astronómicas de calidad única hasta el momento, llegando a ver los anillos de difracción como muestra del bajo seeing. Además, C. Piazzi Smyth reunió una buena cantidad de observaciones geológicas y meteorológicas que demostraron la idoneidad de situar telescopios en lugares elevados, convirtiéndose en el precursor mundial de la astronomía de alta montaña. Sus resultados fueron detallados en su publicación "Astronomical Observations", en el Royal Observatory, Edinburgh Vol XII (1863) y en su libro "Teneriffe: An Astronomer's Experiment" (1857).

Varias expediciones astronómicas sucedieron a la de C. Piazzi Smyth entre 1895 y 1912. No fue hasta 1959 cuando el eclipse total de Sol, visible desde Canarias, atrajo de nuevo la atención de numerosos investigadores y astrónomos, e hizo resurgir la idea de crear un observatorio astronómico en las Islas Canarias. En 1960 comienzan diversos estudios meteorológicos, de seeing y de turbulencia atmosférica para cuantificar la calidad del emplazamiento del Observatorio del Teide (Prof. Francisco Sánchez, Prof. Torroja y Romaña). En 1968 se estableció una cooperación informal entre las instituciones europeas que realizaban investigación solar bajo el nombre de JOSO (Joint Organization for Solar Observations). El propósito era encontrar un lugar ideal para un observatorio solar. Se demostró que las zonas costeras del Mediterraneo y del Atlántico no eran válidas, y se propusieron dos lugares en las Islas Canarias: Izaña (Tenerife) y el Roque de Los Muchachos (La Palma) (P. N. Brandt y A. Righini, Vistas in Astronomy, Vol.28, 437, 1985).

La calidad del cielo de Canarias hace de los Observatorios de Canarias unos de los mejores enclaves del mundo para estudiar el Universo. La calidad de imagen es excelente y las condiciones climatológicas y geográficas son idóneas para la observación astronómica. Actualmente, el Observatorio del Roque de los Muchachos (La Palma), el Observatorio del Teide (Tenerife), los observatorios de Mauna Kea y Haleakala (Hawai) y La Silla y Paranal (Chile), constituyen los observatorios de referencia para la instalación de futuros telescopios.


Parques Nacionales del Teide y de la Caldera de Taburiente

 

 

Enlaces a la red de parques nacionales de España: Teide y Caldera de Taburiente.