El GTC se configura como el descubridor de planetas más eficiente