Ministerio de Economía y Competitividad Gobierno de Canarias Universidad de La Laguna CSIC Centro de Excelencia Severo Ochoa

Prensa y Multimedia

Entrevistas

16 Sep. 2014

Joe Silk: "Me encanta la teoría de la Inflación, pero necesitamos pruebas"

El cosmólogo británico es uno de los organizadores del congreso internacional Philosophy of Cosmology celebrado en Tenerife

Por MÓNICA SALOMONE

"Podría haber un duplicado de nuestro Sol ahí fuera, ahora mismo"

"Es muy emocionante que ahora haya mucha gente buscando evidencias a favor de la Inflación"

"Es bueno que haya diálogo entre extremistas[relacionados con la religión]"

Cuando Joseph Silk (Londres, 1942) empezó a investigar, aún se creía posible que el Universo hubiera empezado en una explosión gélida: un Big Bang frío, con un universo a la temperatura más baja posible, 273 grados centígrados bajo cero. Hoy, la riqueza de datos disponible permite entender mucho mejor el origen, pero, como dice Silk, "lo que no sabemos sigue siendo mucho más que lo que sabemos". Es más, él cree que, precisamente porque hay más información, la moderna cosmología se adentra más en lo desconocido, en cuestiones como "qué pasó antes del Big Bang, o si hay otros muchos universos". Y esos territorios se exploran mejor de la mano de los filósofos, opina Silk. Por eso ha organizado el congreso internacional Philosophy of Cosmology que se celebra estos días en Tenerife.

En esta entrevista, Silk valora el estado actual del área, que vive una carrera por hallar la prueba de que el Universo atravesó una etapa inicial de expansión muy rápida, llamada Inflación, inmediatamente después del Big Bang. Uno de los contendientes es el experimento QUIJOTE, en el Observatorio del Teide, en Tenerife, liderado por el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), que obtendrá sus primeros resultados dentro de apenas un año.

Silk, actualmente en el Instituto de Astrofísica de París y en la Universidad Pierre y Marie Curie (Francia), así como en la Universidad John Hopkins (EEUU), ha ocupado entre 1999 y 2011 la prestigiosa cátedra Savilian de Astronomía en la Universidad de Oxford (Reino Unido). Autor de varias obras de divulgación, es también uno de los directores de un programa sobre filosofía y cosmología en que colaboran universidades británicas y estadounidenses, financiado por la Fundación John Templeton.

¿Fue iniciativa suya crear un programa de filosofía y cosmología?

En astrofísica, a menudo pides ayuda en problemas que no puedes resolver; yo trabajo con materia oscura, y a veces necesito tocar en el despacho de un físico de partículas. Pero, en cosmología, esto es difícil, porque hay preguntas, como si el Universo es infinito o qué pasó antes del Big Bang, de las que ¿con quién vas a hablar? Los únicos que también piensan en estos problemas son los filósofos de la ciencia.

¿Están esas preguntas dentro del ámbito de la ciencia?

Mucha gente que piensa que el multiverso o el pre-Big Bang no son física, van más allá, son metafísica. Por ejemplo, ¿es el Universo infinito? El que lo sea tiene implicaciones: podría haber un duplicado de nuestro Sol ahí fuera, ahora mismo. Estas son preguntas que mis colegas en cosmología se están planteando, y también los filósofos, desde otra perspectiva. Ellos tienen opiniones muy definidas sobre esto, y es muy saludable tener un diálogo.

¿Entienden el lenguaje de las respectivas disciplinas?

Los filósofos de la ciencia a menudo son también doctores en Física, y cuando aplican sus conocimientos a la filosofía usan técnicas estadísticas que son muy útiles. No es tan difícil entenderse.

La cosmología ha avanzado mucho. ¿Qué descubrimiento le ha impactado más, a lo largo de su carrera?

Cuando empecé sabíamos muy poco de lo que ocurrió en el universo temprano. Teníamos algunas ideas vagas. Por ejemplo, se especulaba con que el Big Bang hubiera sido no caliente, sino frío. La gran diferencia la marcó el descubrimiento de la radiación cósmica de microondas cuando yo aún era estudiante, y tuvo un gran impacto en mi investigación. Después llegó la idea de que debía haber materia oscura. Desde el principio nos dimos cuenta de que eso era importante, pero nadie sabía cuánto en realidad; eso lo sabemos ahora. No teníamos ni idea de lo abundante que es.

¿Sigue investigando en materia oscura?

Sí, las prioridades de mi investigación siguen siendo la formación de estructuras en el universo temprano y hallar de qué está hecha la materia oscura.

¿Y la energía oscura?

Fue una transición más gradual. En los noventa ya nos dimos cuenta de que debía haber algo más, además de la materia que vemos y de la materia oscura. Pasaron casi diez años antes del descubrimiento de la aceleración del Universo y, después, todo el mundo lo aceptó. Fue más gradual.

No ha hablado en su conferencia sobre el origen del Universo sino sobre la formación de estrellas y galaxias. ¿Sabemos mucho de los momentos del origen y poco de problemas más cercanos, como la formación estelar?

En general, lo que no sabemos sigue siendo mucho más que lo que sabemos. Incluso nuestra estrella más cercana, el Sol, es todavía una fuente de misterios. Hay observaciones del Sol que no coinciden entre sí. Y eso pasa con estrellas mucho más lejanas, con nuestra galaxia, con galaxias muy lejanas... Es un momento emocionante porque hay muchísimo que aprender.

¿Cómo fue su reacción al anuncio, el pasado marzo, de la detección de huellas de ondas gravitacionales del Big Bang por parte del equipo de BICEP2? El hallazgo fue presentado como la prueba de la Inflación.

Eufórica. Pero ahora sabemos que fue prematuro. No han encontrado en absoluto una prueba para la Inflación.

¿Defiende usted esta teoría?

A mí me encanta la Inflación, pero necesitamos pruebas.

Si hubo una etapa inflacionaria, ¿significa que nuestro universo es solo uno de muchos, que hay un multiverso?

Lo que ocurre es que hay muchas teorías de la Inflación. El multiverso es solo una versión de la Inflación. La Inflación, en general, fue diseñada para responder a por qué el universo es tan grande; por qué el espacio es tan plano; y de dónde vienen las fluctuaciones que detectamos en la radiación de fondo. Esos son los tres grandes éxitos de esta teoría, porque no conozco ninguna otra que explique las observaciones tan bien como la Inflación. Así que, para nosotros, es muy emocionante que ahora haya mucha gente buscando evidencias a favor de la Inflación.

La Fundación Templeton está interesada en la religión. ¿Tiene que ver con la religión su programa en Oxford?

La Fundación John Templeton hace muchas cosas, y ciertamente tiene programas relacionados con la religión. Pero en su programa de física y matemáticas no hay influencia religiosa de ninguna clase. Puede mirar en nuestra web. Sí que organizamos una conferencia sobre las evidencias de la existencia de Dios y los vídeos están colgados, es interesante.

¿Qué concluyeron?

Debería ver la web. Para los científicos no había ninguna evidencia de la existencia de Dios, y los creyentes... no la necesitaban. Pero lo interesante fue el diálogo.

¿Por qué organizaron esas sesiones?

Porque en el Reino Unido está avanzando mucho el creacionismo. Y hay personas que han tomado posturas extremas, como Richard Dawkins [defensor del ateísmo]. Creo que es bueno que haya diálogo entre estos extremistas.

Notas de prensa y otros enlaces relacionados:

Ver lista completa de entrevistas

Utilizamos cookies propias y de terceros para recoger información estadística y mejorar nuestra web y servicios. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso.
Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies.

Aceptar