Ir a página principal
AVISO AL PROFESORADO

Ir a "El Sol, la estrella de nuestra vida"

PRESENTACIÓN   MATERIAL DIDÁCTICO  ENLACES

Al hablar del Sol al alumnado, hay que hacer hincapié en lo peligrosa que es su observación si no se toman las precauciones debidas.

Si se va a observar el Sol (por ejemplo durante un eclipse), se recomienda que la observación sea indirecta y sin instrumentos.

No obstante, el profesor debe estar informado de las distintas formas de observar el Sol y de los peligros derivados de su observación.

La observación del Sol puede ser directa o indirecta y a simple vista o con instrumentos. A continuación se exponen recomendaciones para cada caso, aunque en general, conviene recordar que:

  • Hay que usar siempre filtros adecuados, incluso cuando miramos a simple vista un eclipse, y no mirar más de medio minuto seguido.
  • Cuanto más alto está el Sol sobre el horizonte, más peligrosa es su observación.

OBSERVACIÓN directa del Sol A SIMPLE VISTA

  • Un filtro aceptable es el filtro de soldador nº14 (un cristal oscuro rectangular), que es económico y fácil de conseguir en ferreterías.
  • No se aconsejan: cristales ahumados, radiografías, negativos velados o gafas de sol (el hecho de poder mirar al Sol sin deslumbrarse, no significa que la retina no esté siendo dañada).

OBSERVACIÓN directa del Sol CON INSTRUMENTOS
(Prismáticos o telescopios)

En este caso, no utilizar los filtros adecuados podría dañar la retina de manera irreversible.

  • Los filtros de ocular, que a veces incluyen los telescopios, pueden reventar por el calor y dejar al ojo sin protección, por tanto también hay que colocar un filtro en el objetivo.
  • Los filtros para prismáticos y telescopios se pueden conseguir en Ópticas especializadas en telescopios.

OBSERVACIÓN indirecta del Sol MEDIANTE PROYECCIÓN

Sin instrumentos: Esta es, sin duda, la forma más segura de observar el Sol.

Se hace un agujero con un alfiler en una hoja y se coloca otra debajo. El Sol y las hojas tienen que estar situados en la misma línea, tal y como se muestra en la figura.

Ver también: Actividad: Observar el Sol sin mirar el Sol

Con instrumentos: Si se usan prismáticos o telescopios para proyectar el Sol, debemos vigilar constantemente nuestro instrumento para asegurarnos de que nadie observe por el ocular, ya que podría quedarse ciego. Además, se recomienda:

  • Dirigir el haz de salida hacia una cartulina o pared blanca situada en la sombra.
  • No permitir la entrada de luz durante más de un minuto seguido para evitar que se estropee el ocular.

Texto: María C. Anguita Fontecha

PRESENTACIÓN   MATERIAL DIDÁCTICO  ENLACES

Envía tus comentarios