Ir a página principal

LA VIDA EN EL ORM
REPORTAJES

Ir a divulgacion cientifica

ORM

(V) Un día en el
experimento HEGRA

  ORM
  

El experimento HEGRA (High Energy Gamma Ray Astronomy) está dirigido a observar la radiación gamma de muy alta energía. En él participan diversos institutos: el Grupo de Altas Energías de la Universidad Complutense de Madrid, el Instituto Max Planck de física de Múnich, el Instituto Max Planck de física nuclear de Heidelberg, el Instituto de Física Experimental de Hamburgo, el Instituto de Física Nuclear de Kiel, el Departamento de Física de la Universidad de Wuppertal (todos estos en Alemania), y el Instituto de Física de Yerevan, en Armenia.

 
  

 

Todos ellos colaboran en los procesos de obtención de los datos, que circulan libremente entre los diversos investigadores. En el Observatorio del Roque de los Muchachos se hace un primer análisis de los registros, en parte para verificar que los telescopios funcionen correctamente. No hay un equipo de mantenimiento, son los investigadores quienes controlan la toma de datos. El análisis definitivo se hace después en los institutos. Tampoco hay personal científico fijo. El encendido de los telescopios requiere al menos de la presencia de un operador. Los datos se transfieren cada día por Internet, primero a Heidelberg y después a todos los grupos que participan en el experimento.  
  

La radiación gamma de muy alta energía de origen extraterrestre y los rayos cósmicos cargados (protones y núcleos más pesados) llegan a la Tierra desde todas las direcciones. La trayectoria de los rayos cósmicos es modificada continuamente por los campos magnéticos, lo que impide que se pueda determinar su origen. La radiación gamma, al contrario, llega en línea recta desde los objetos que la producen, como hace también la luz visible y el resto de la radiación electromagnética de cualquier longitud de onda. Los detectores de HEGRA analizan las cascadas de partículas resultado de la interacción con la atmósfera de la radiación gamma y de los rayos cósmicos.

El experimento HEGRA consta de seis telescopios Cherenkov. Cinco de ellos funcionan conjuntamente. Forman el "sistema de telescopios Cherenkov HEGRA". Estos telescopios observan la luz Cherenkov emitida por las partículas de las cascadas atmosféricas, que son partículas que viajan a mayor velocidad que la luz en el medio donde están. Los otros tipos de luz (zodiacal, estelar, lunar...) dificultan el funcionamiento de los telescopios; por ello, sólo se trabaja en las horas en que no hay luna, lo que provoca una variación diaria del horario de actividad en función de la fase lunar. El sexto telescopio, el CT1, funciona independientemente y sí puede observar en cuarto menguante o creciente si la luna está alejada del objeto a estudiar, aunque con peor calidad. La presencia de nubes y la calima impiden también el funcionamiento correcto de los aparatos.

 
  LEVÁNTATE, YA ES DE NOCHE
La vida en el Observatorio del Roque de los Muchachos (ORM)

(I) Un día en los telescopios del Grupo Isaac Newton
(II) Un día en el telescopio de pasos danés (CMT)
(III) Un día en el Telescopio Nórdico (NOT)
(IV) Un día en el Telescopio Nacional Galileo
(V)
Un día en el experimento HEGRA

Annia Domènech (IAC)
Septiembre 2000

REPORTAJES

Ir a divulgacion cientifica

 

_____________________________________________________________

Responsable de edición: Gabinete de Dirección

© IAC
Envía tus comentarios