El GTC asiste al nacimiento de una estrella