El GTC traza el cartografiado más profundo del cielo realizado hasta la fecha