El satélite Planck de la ESA ofrece sus primeros resultados