El asteroide que quería ser cometa