Un telescopio para mirar la infancia del universo