Fullerenos en el cúmulo estelar IC 348 de la Nube Molecular de Perseo

Espectros promedio de Spitzer en el IR medio de LRLL 21, 31 y 67 (línea continua) y 4 ubicaciones interestelares (línea discontinua) en IC348. Se indica la localización de fullerenos, moléculas orgánicas y agua.
Fecha de publicación
Autores
Susana
Iglesias Groth
Referencias

Se presenta la detección de fullerenos C60 y C70 en la región de formación estelar IC 348 de la nube molecular de Perseo. Las transiciones vibracionales en el IR medio de C60 y C70 se detectan en los espectros Spitzer de tres estrellas individuales (LRLL 1, 2, 58), en el espectro promedio de otras tres estrellas del cúmulo (LRLL 21, 31 y 67) y en los espectros obtenidos en cuatro ubicaciones interestelares distribuidas en la región IC 348. Las bandas de fullerenos aparecen ampliamente distribuidas en esta región con mayor fuerza en las líneas de visión de las estrellas en el núcleo del cúmulo. Además también se encontraron bandas de emisión en varios espectros que eran consistentes con las tres bandas más intensas del catión del C60+ y con una del anión del C60-. Si estas emisiones se atribuyen a estas especies ionizadas supondría fracciones de ionización del 20 y 10 por ciento, respectivamente. Las estrellas consideradas albergan discos protoplanetarios, sin embargo, la resolución espacial de los espectros no es suficiente para establecer la presencia de fullerenos en ellos. Si las abundancias de fullerenos en la nube fueran representativas de los discos protoplanetarios en IC 348, el C60, la más abundante de las dos especies, podría albergar el 0.1 por ciento del carbono total disponible en los discos. Estos resultados deberían fomentar búsquedas dedicadas en discos jóvenes con futuros telescopios espaciales como el JWST. Los fullerenos proporcionan una reserva de anillos de carbono pentagonales y hexagonales que podrían ser importantes como bloques de construcción de moléculas prebióticas. La acumulación de estas robustas moléculas en las primeras fases de la formación de planetas puede contribuir a la formación de moléculas orgánicas complejas en planetas jóvenes.