Observatorio del Teide

Telescopio Laboratorio Solar

SolarLab
LS
Estado
Año de operación
1977
Observatorio

El Laboratorio Solar del Observatorio del Teide, propiedad del IAC, es una instalación peculiar, ya que los seis experimentos (instrumentos) que contiene operan de modo continuado (diariamente y alguno de ellos a lo largo de los últimos 25 años), tanto con observaciones diurnas como nocturnas y con un único y preciso programa científico de observaciones. Si bien los propietarios de los distintos instrumentos pertenecen a instituciones científicas distintas al IAC, el grupo de investigación "Sismología Solar y Estelar y Búsqueda de Exoplanetas" del IAC es el responsable de su operación y participa de modo activo en la explotación científica de los mismos a través de los consorcios internacionales establecidos a tal efecto. El objetivo científico primario es el estudio del Interior Solar por medio de las herramientas únicas que proporciona la Heliosismología. Más recientemente, se amplió este horizonte científico con la incorporación de instrumentos dedicados a la Astrosismología, la detección de planetas extrasolares y la medida del albedo de la Tierra.

El grupo de Heliosismología del IAC es pionero en este campo de investigación desde que en 1979 participó, juntos a colegas de la Universidad de Birmingham, RU), en un descubrimiento clave que posibilitó la aparición y el rápido desarrollo de la "Sismologia Solar": la naturaleza global (de todo el Sol) de las oscilaciones de 5 minutos de período y su posterior identificación como "modos normales" de oscilación del Sol. El primer instrumento (el espectrofotómetro por dispersión resonante "Mark-I" de la Universidad de Birmingham) se instaló en el Observatorio en 1976. Desde entonces, ha estado operando de modo satisfactorio y proporcionando, entre otras cosas, información única sobre la sensibilidad de los parámetros de las pulsaciones solares (frecuencias, energías, anchuras, desdoblamiento rotacional, etc.) con el Ciclo de Actividad del Sol (11 años).

En 1981 se implementa el concepto de "Red Observacional" (combinación de datos provenientes de instrumentos similares ubicados en distintos puntos del globo terrestre a fin de obtener medidas solares las 24 horas del día) y se demuestra su viabilidad y la mejora radical en los datos, gracias a la combinación de las medidas del "Mark-I" en el OT y de un instrumento similar ubicado en Haleakala (Hawai). A partir de este momento, la comunidad científica internacional desarrolló e implementó numerosas Redes Internacionales de Sismología Solar (complementarias en sus objetivos científicos), teniendo todas ellas uno de sus nodos en el Laboratorio Solar del OT. De este modo, y desde 1983, las observaciones en el Laboratorio Solar se desarrollan de modo ininterrumpido (día tras día) de forma sistemática, contribuyendo a proporcionar una base de datos única y ampliamente utilizada por toda la comunidad científica solar.

Desarrollo y operación de un nuevo concepto instrumental (GOLF-NG) que ayudará a una mejor comprensión del denominado "Solar Background Spectrum" y que representa el límite último para la detección de los esquivos modos gravitatorios (g) de oscilación del Sol.

Mejorar la calidad y la cantidad de los datos heliosismológicos actuales de grado () alto, de modo que puedan realizarse mejores inversiones alrededor de la "tacoclina" solar: la zona de transición entre el núcleo solar radiativo y la envoltura convectiva.

Medidas precisas (1 parte en 10.000) de las frecuencias de los modos acústicos solares de oscilación de grado () intermedio y bajo y de los parámetros asociados que permiten inferir la estructura dinámica (estratificación de la densidad y de la velocidad del sonido) y el perfil de la rotación hasta profundidades cercanas al núcleo solar (0,2 del radio solar) Detección y análisis de los flujos de materia por debajo de la superficie solar por medio de medidas de los modos acústicos de grado () alto y el uso de técnicas novedosas de sismología local (Tiempo-Distancia)

Estudio de la termodinámica de la fotosfera solar mediante la comparación de las amplitudes y las fases de los modos propios de oscilación solar, observados simultáneamente como variaciones de la velocidad radial y de la luminosidad solar.

El análisis de las correlaciones observadas entre las variaciones de los parámetros heliosismológicos (frecuencias, energías, anchuras, etc.) y los diversos indicadores de la actividad solar (manchas, radio-flujo, irradiancia, etc.) ha permitido arrojar nueva luz en la comprensión del origen y la evolución de la dinamo solar.

Noticias relacionadas

Tipo