Observatorio del Roque de los Muchachos

Telescopio Nazionale Galileo

TNG
TNG
Cómo llegar
Diámetro
Ø 350.00 cm
Dedicación
Institución propietaria
Estado
Año de operación
1998

El Telescopio Nacional Galileo (TNG) es un telescopio de 3,6m altacimutal, con una configuración óptica Ritchey-Chretien y un espejo terciario plano alimentando dos focos Nasmyth enfrentados, y representa el mayor telescopio italiano visible/infrarrojo.

Pertenece y está financiado por el Instituto Nacional Italiano de Astrofísica (INAF). Está gestionado por la "Fundación Galileo Galilei INAF, Fundación Canaria" (FGG), entidad española sin ánimo de lucro constituida por la INAF con el propósito de promover la investigación astrofísica, según lo previsto en el acuerdo internacional del 26 de mayo de 1979. El TNG está abierto a la comunidad científica internacional que, dos veces al año, puede enviar sus propuestas al Comité de Asignación de Tiempo del TNG. El tiempo de observación se concede para aquellas propuestas de mayor mérito científico, sin importar la nacionalidad de los proponentes.

Diámetro del espejo primario: 3,58m.
Longitud focal: 38,5m (f /11).
Diámetro del espejo secundario: 0,875m.
Escala sobre el plano focal: 5,36 segundos de arco/mm.
Campo de visión sin viñeteo: 25 minutos de arco de diámetro.

Los espejos del TNG están entre las mejores superficies ópticas jamás construidas para astronomía. La combinación de la calidad óptica de los tres espejos permite contener el 80% de la energía en tan solo 0,11 segundos de arco.

Otra característica importante del TNG es la presencia de un sistema de óptica activa (AO) que permite realizar correcciones de baja frecuencia de las componentes ópticas en tiempo real con el fin de asegurar las mejores prestaciones ópticas bajo cualquier condición y compensar las deformaciones del espejo primario (M1), que es demasiado delgado como para ser totalmente rígido. El sistema de AO consiste en dos detectores de frente de onda "Shack-Hartman" (uno para cada foco) que detectan las deformaciones del frente de onda utilizando una estrella situada fuera del eje. Esta información, tras un tratamiento adecuado, se utiliza para corregir la superficie óptica del espejo primario (M1) y las posiciones del espejo secundario (M2).

La superficie del M1 se modifica con la ayuda de 78 actuadores mecánicos que empujan axialmente sobre la cara trasera del M1; el M2 se monta sobre un sistema hexápodo (seis brazos extensibles) usados para mantener el espejo en la posición e inclinación correctas con respecto a M1.

Dos rotores/adaptadores (R/A) proporcionan la interfaz entre la horquilla del telescopio y la instrumentación en ambos focos Nasmyth. Su función principal es compensar la rotación del campo mediante una rotación mecánica. Cada R/A incluye también sondas y sensores para el detector de frente de onda (AO) y para la estrella guía para el seguimiento.

El proyecto se originó en 1982 con el estudio preliminar de un telescopio de nueva generación que llevaría a la astronomía italiana a la vanguardia, tanto en lo que se refiere a la instrumentación como a la tecnología. El proyecto final es fruto de la colaboración entre todos los institutos astrofísicos italianos y una representación de todas las compañías italianas de alta tecnología, que han diseñado, desarrollado y construido la mayor parte del telescopio y sus instrumentos. Desde su inauguración en junio de 1996, se ha abierto el TNG tanto a la comunidad científica italiana, como a la internacional, que pueden enviar sus propuestas de observación al comité de asignación de tiempo del TNG dos veces al año.

El principal objetivo del TNG es continuar proporcionando a la comunidad científica italiana e internacional las mejores herramientas posibles para la investigación astrofísica. Junto con la garantía de una continua actualización de los sistemas actuales para mantener las mejores prestaciones posibles, el TNG también está desarrollando nuevos instrumentos.

El primero y el más avanzado es "GIANO", un espectrómetro de alta resolución que funciona en las longitudes de onda infrarrojas.

Una vez que comience a funcionar (probablemente antes de 2007) será el único instrumento en el mundo capaz de medir con gran detalle los parámetros físicos de las estrellas de menor masa (alrededor de 1/10 de la masa solar). También permitirá detectar indirectamente la presencia de pequeños planetas orbitando alrededor de estrellas frías y, en particular, de planetas similares a la Tierra y con similares condiciones de habitabilidad, lo que quiere decir que tengan temperaturas superficiales superficie compatibles con la vida orgánica.

Paralelamente a su propia mejora, los planes del TNG consisten en colaborar a fondo con otros telescopios europeos, y en particular con los que se encuentran en el ORM, para crear una red de trabajo con instalaciones altamente optimizadas y eficientes abiertas a científicos internacionales.

Un paso importante en esta dirección es el acuerdo en el intercambio de tiempo de observación entre el TNG y WHT, lo que está funcionando con gran éxito desde 2002.

Esto permite a los astrónomos elegir la infraestructura más conveniente para sus necesidades, sin tener que presentar propuestas de observación por separado para cada telescopio.

El TNG es una instalación de uso general abierta a la comunidad internacional.
En el telescopio se llevan a cabo de forma habitual programas de prácticamente todos los campos de investigación astronómica. Esto incluye, entre otros:
El estudio de cuerpos menores en órbita alrededor del sol, como por ejemplo cometas y asteroides, con el objetivo de reconstruir la historia de la formación de nuestro Sistema Solar.
La búsqueda de planetas alrededor de estrellas cercanas, con el propósito de conocer si existen otros sistemas planetarios, si son similares al nuestro y, finalmente, si puede haber otros planetas habitables "cerca de nosotros", es decir a menos de 100 años luz (o 900.000 mil millones de kilómetros) de nosotros.
El estudio de los objetos más lejanos del universo pretende determinar cuándo se formaron las primeras estrellas y cómo se produjeron la mayoría de los elementos químicos (oxígeno, hierro, etc.) cuando el universo era muy joven, es decir, tan sólo 500 millones de años después del "Big-Bang" que lo generó.
Hay que tener en cuenta que, en comparación, la edad del universo es de 15 mil millones de años y el Sistema Solar se formó hace 5 mil millones de años.

 

Proyectos Relacionados

Noticias relacionadas

Tipo
Tiempo de operación
Tipo de instrumento