Ocultación de Marte por la Luna

Simulación de la ocultación de Marte por la Luna la madrugada del domingo. Crédito: Stellarium.

Los dos cuerpos celestes de moda por la futura colonización humana se cruzan en el cielo mañana, domingo 6 de septiembre 2020.

Los madrugadores canarios podrán disfrutar de esta efeméride astronómica singular poco después de las 06:00. Entre el primer contacto y la desaparición del planeta pasará poco más de un minuto, durante el cual se verá desaparecer el brillante punto rojizo. Su reaparición será de forma opuesta, poco después de las 07:20.

Desde Canarias, donde se encuentra el Instituto de Astrofísica de Canarias y sus Observatorios, así como desde gran parte de Sudamérica, tendremos la oportunidad de observar cómo la Luna cruza delante del planeta Marte, ocultándolo a su paso por el firmamento, para reaparecer poco después. Pero ¿por qué no lo verán el resto de habitantes del planeta? 

Marte es un planeta rocoso y aproximadamente el doble de grande que la Luna. Pero, mientras que la Luna gira alrededor de la Tierra variando poco los 384.000 km de media, Marte gira alrededor del Sol, variando su distancia a la Tierra entre más de 400 y menos de 60 millones de kilómetros. Es por ello que la Luna varía poco de tamaño (sí, aunque a veces parezca enorme cerca del horizonte, especialmente cuando está llena, y pequeña en lo alto del cielo), mientras que Marte varía su tamaño aparente enormemente, entre 3.5 segundos de arco, cuando está muy lejos, y 25 segundos de arco, cuando está muy cerca. En cualquier caso, nuestro ojo no permite ver objetos más pequeños de unos 60 segundos de arco, por lo que Marte, a simple vista, es una “estrella” más de color rojizo, que varía de posición en el cielo respecto a las estrellas, y de brillo, según esté más cerca o lejos en su órbita.

La madrugada de este domingo, la Luna se encontrará a unos 400.000 km de distancia, mostrándose un poquito más pequeña de lo que nos tiene acostumbrado, mientras que Marte estará a algo más de 70 millones de kilómetros (y acercándose, máxima aproximación: 13 de octubre), de forma que será un punto bastante brillante para nuestro ojo. Con los telescopios, podremos ver más detalles y distinguir a Marte como la esfera rocosa y rojiza que es. Debido a su enorme distancia, Marte aparentará ser unas 90 veces más pequeño que la Luna. Al ser la Tierra casi cuatro veces más grande que la Luna, la ocultación del lejano planeta rojo por el satélite terrestre solo será observable desde una franja sobre la Tierra, poco más ancha que la propia Luna. Desde la España peninsular, por ejemplo, será visible solo desde la mitad sur, mientras que pasará rasante por la mitad norte. Las horas de comienzo y finalización de la ocultación dependen de la posición del observador en cada caso, así como la duración del tránsito.

Si están interesados, pueden tratar de realizar una simulación con el programa gratuito Stellarium, introduciendo inicialmente su posición en el planeta, ajustando la fecha y hora a las primeras horas del próximo domingo, y observando cómo se comportan la Luna y Marte en función de la hora. 

¡Que lo disfruten!