Cúmulo abierto

  • Stephane Courteau, profesor de Astrofísica en la Queen’s University (Canadá), durante su charla en el Museo de la Ciencia y el Cosmos (MCC), de Museos de Tenerife. Crédito: Pedro Bento (MCC)
    MATERIA OSCURA: en busca del Premio Nobel

    En el Universo hay más masa que luz. Ello quiere decir que puede haber partículas invisibles esparcidas por el espacio cuyo comportamiento afecta al resto de elementos cósmicos. A estas partículas los científicos las han llamado “materia oscura”, y su detección y posterior comprensión constituye uno de los principales retos de la astronomía moderna. Podría albergar las respuestas a preguntas fundamentales sobre el origen y composición del Universo. Stéphane Courteau es uno de esos científicos en busca de materia oscura. Trabaja como investigador y profesor de Astrofísica en la Queen’s

    Fecha de publicación
  • El Grabado Flammarion, ilustración aparecida en L’Atmosphere: Météorologie Populaire (Paris, 1888), pág 163 . El pie de foto en la obra original dice: “Un misionero medieval cuenta que había encontrado el lugar en el que el Cielo y la Tierra se encuentran”.
    Cuando la ciencia abrió las ventanas

    A lo largo de muchos siglos, la comunicación de la ciencia se limitó casi exclusivamente al intercambio dentro de las propias disciplinas, es decir, permanecía dentro de los límites de la ciencia considerada profesional. La relación del público con las ciencias era puramente práctica, motivo que sin embargo favorecía el conocimiento relativamente profundo por parte del vulgo de algunos aspectos del conocimiento y desarrollo científico. Con la llegada de la ciencia experimental en los siglos XVII y XVIII, los científicos se vieron en cierto modo obligados a implicar a la sociedad, al menos

    Gara Mora Carrillo
    Fecha de publicación
  • Panel con glifos mayas en el Museo de Sitio de Palenque (Chiapas, México). Foto: Carmen del Puerto.
    Supersticiones de calendario

    Con el comienzo de un nuevo año reconstruimos mentalmente la estructura del calendario gregoriano –el nuestro–, con sus días, semanas y meses. Sin embargo, existen otros muchos tipos de calendario, creados y utilizados por diferentes culturas a lo largo de la historia de la humanidad. El Maya, por ejemplo, vinculado con una profecía del apocalipsis que aseguraba el fin del mundo en 2012, es un calendario muy complejo que evidencia el conocimiento que de los astros tenía el pueblo que lo concibió. El religioso español Fray Diego de Landa, que vivió en la península de Yucatán entre 1549 y 1578

    M del Carmen
    del Puerto Varela
    Fecha de publicación
  • Nebulosa de la Llama (NGC 2024), en la constelación de Orión. Imagen obtenida con el telescopio IAC-80, en el Observatorio del Teide, por Fabiola Martín y Luis Chinarro (IAC).
    COSMOLOGÍAS ANTIGUAS: El Génesis y la predicción de Ussher

    El Génesis empieza diciendo que al comienzo de la Creación, cuando Dios creó el cielo y la tierra, la tierra estaba sin forma y vacía, con la oscuridad sobre la faz del abismo y un fuerte viento que barría la superficie de las aguas. Entonces Dios dijo: “Hágase la luz” y la luz se hizo… Llamó día a la luz y noche a la oscuridad. El físico estadounidense Jeremy Bernstein, en su libro Quarks, chiflados y el cosmos (Alianza. Madrid, 1994. Págs. 103 y 104) señala que, si la cosmología del Big Bang es correcta, “no habría habido mucha luz visible en la Creación”. Y añade: “Sólo habría habido

    M del Carmen
    del Puerto Varela
    Fecha de publicación
  • Nebulosa de emisión M78, en la constelación de Orión, obtenida en febrero de 2006 con el telescopio IAC-80 en el Observatorio del Teide como parte de la Imagen Astronómica del Mes (IAM). Crédito: Fabiola Martín y Luis Chinarro (IAC)
    COSMOLOGÍAS ANTIGUAS: De P’an Ku y el huevo cósmico a los elefantes y la tortuga gigante

    Todas las culturas de todos los tiempos han intentado explicar el Universo a gran escala, es decir, como un todo ( cosmología o“tratado del Universo”), al igual que su origen y evolución ( cosmogonía o“cómo llegó a ser el Universo”). Estas interpretaciones fueron muy respetables en su tiempo, pese a lo ridículas que algunas puedan parecernos hoy en día, bajo una perspectiva moderna. P’an Ku y el huevo cósmico Las primitivas cosmologías “precientíficas” implicaban, según el físico y periodista Jeremy Bernstein*, “un maridaje de lo sobrenatural y lo familiar”. Un ejemplo de aquel mito chino

    M del Carmen
    del Puerto Varela
    Fecha de publicación
  • Diseño: Marcos Felipe García, estudiante de primero de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Europea de Canarias.
    Cuando Ciencia y Diseño se encuentran

    Observar, entender y analizar para poder llegar a la esencia de las cosas. Conocer una empresa para ser capaces de identificar los valores que irradia. Los estudiantes de la Universidad Europea de Canarias se han sumergido en las entrañas del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) con el fin de vislumbrar qué aporta esta apasionante organización al mundo de la ciencia y a la sociedad española en general. El objetivo, proponer una línea visual, que capture lo que el IAC representa a ojos de los estudiantes. Precisión, misterio, conocimiento y belleza; son los conceptos utilizados para

    Cristina Rebolo Iglesias
    Fecha de publicación
  • Cartel del congreso “Philosophy of Cosmology” celebrado en Tenerife. Crédito: Carmen del Puerto (IAC).
    ¿Puede la ciencia resolver el misterio de existir?

    Esto es de lo que hablan los cosmólogos y los filósofos cuando se reúnen Llega un momento en que casi todos aparcamos -respondida o no- la pregunta existencial por excelencia: ¿Por qué estamos aquí? No es el caso de los físicos y filósofos que del 13 al 16 de septiembre, en el congreso Filosofía de la Cosmología celebrado en Tenerife, han discutido si nuestro universo es o no único; si existe precisamente -y solo- porque lo observamos; o si nuestra realidad es apenas una pequeña parte de lo que hay. Por supuesto, nada de esto afecta en lo más mínimo a la vida cotidiana. ¿O tal vez sí? Ocurre

    Mónica Salomone
    Fecha de publicación
  • El autor, Enrique Pérez Montero (a la derecha), Profesor Visitante en el IAC en el marco del programa Severo Ochoa, durante la presentación de su charla “La astronomía, ¿una ciencia visual?”, en el Museo de la Ciencia y el Cosmos, de Museos de Tenerife, acompañado del director de este museo, Antonio Mampaso. Foto: Pedro Bento (MCC).
    La Astronomía, ¿una ciencia visual?

    Aunque pueda restar romanticismo a la idea de observación del cielo, el progresivo aumento del conocimiento en Astronomía ha dependido de elementos adicionales al sentido de la vista, muchos fenómenos astronómicos no pueden ser percibidos por el ojo humano y algunos, incluso, no pueden ser observados en absoluto ni siquiera haciendo uso de los últimos avances o de las nuevas tecnologías. La Astronomía, la Astrofísica y las Ciencias del Espacio nunca han dejado de estar de moda y de suscitar, de manera especial, el interés del gran público en los últimos cincuenta o sesenta años, desde el

    Enrique Pérez Montero
    Fecha de publicación
  • Amanecer desde el santuario ibérico de El Amarejo (Bonete, Albacete) el equinoccio de otoño de 2004. La foto de la izquierda muestra una vista general de la montaña que domina el horizonte oriental del yacimiento justo en el momento en que aparecen los primeros rayos del Sol. Las tres fotos de la derecha muestran diferentes instantes en la trayectoria solar tangente a la ladera norte de la montaña (el tiempo transcurre de arriba hacia abajo). Fotos: César Esteban.
    La Astronomía, la Arqueología y lo Intangible

    Hubo una vez un arqueólogo que, al abrir una tumba cartaginesa sellada durante más de dos mil años, olió por unos instantes el perfume depositado como ofrenda para el difunto. Una sensación que desapareció para siempre tan pronto como el aire exterior inundó la tumba profanada. Cuando los arqueólogos estudian el pasado suelen hacerlo a partir de restos tangibles que aparecen cuando excavan. Restos materiales que se pueden tocar, medir y analizar en el laboratorio. En mis años de investigación en Arqueoastronomía he tenido la ocasión de conocer a muchos de estos buscadores del pasado y es

    César
    Esteban López
    Fecha de publicación
  • Visión artística de las bacterias púrpuras y de su presencia en los océanos de la Tierra. Crédito: Gabriel Pérez, SMM (IAC).
    En busca de la bacteria púrpura

    Cómo descubrir exoplanetas potencialmente habitables Investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) han ideado un sistema para detectar la presencia de bacterias púrpuras en exoplanetas. Se estima que estos microorganismos de color rojizo o violáceo dominaron nuestro planeta durante el Eón Arcaico, hace unos 2.500 millones de años. El hallazgo podría constituir una herramienta útil no sólo para la detección de biomarcadores fuera del Sistema Solar, sino también para buscar ‘gemelos’ de la Tierra. La investigación, liderada por los astrofísicos del IAC Esther Sanromá y Enric

    Miguel López Rubio
    Fecha de publicación
  • Ilustraciones de Antoine de Saint-Exupéry para El Principito.
    El astrónomo turco que descubrió el asteroide de un príncipe

    El Principito venía del asteroide B 612. No he encontrado referencias sobre este “pequeño planeta” (el asteroide real con esa numeración se llama Veronika y fue descubierto en 1906 por August Kopff desde el Observatorio de Heidelberg, en Alemania). Tampoco he averiguado nada sobre los seis planetas que el Principito visitó antes de la Tierra, pero por algo su existencia es mera ficción. Aun así sabemos que el asteroide tenía tres volcanes y que era tan pequeño que nuestro personaje de la literatura, con sólo mover su silla, podía ver hasta 43 puestas de sol diferentes, crepúsculos de otros

    M del Carmen
    del Puerto Varela
    Fecha de publicación
  • Cúpula del Gran Telescopio Canarias (GTC) e ilustración de Gustavo Doré para una edición antigua de la obra Don Quijote de la Mancha. (Episodios de su vida dedicados a los niños). Fotos: Carmen del Puerto (IAC).
    “Porque el hombre, Sancho, nunca deja de soñar”

    Aquella tarde, sin saberlo, Don Quijote decidió cambiar el rumbo de la historia. Se lanzaría hacia los gigantes a sabiendas de que acabaría molido a palos… o no. Se colocó la destartalada armadura, subió a su maltrecho Rocinante y, mirando a Sancho, sonrió con la confianza de aquel que sabe que tiene razón. Lo había hecho en numerosas ocasiones y no podía defraudar a su nuevo lector. Pero, por una vez, alguien, en algún recóndito rincón del mundo, leyendo por no se sabe cuál vez aquella breve pero intensa aventura del caballero de la triste figura enfrentándose a los molinos de viento, por

    Natalia Ruiz Zelmanovitch
    Fecha de publicación
  • Panorámica de la Vía Láctea sobre el Gran Telescopio Canarias (GTC), en el Observatorio del Roque de los Muchachos (La Palma). Autor: Daniel López/IAC.
    El mito de la Vía Láctea, como nunca antes te lo habían contado

    Lo de Zeus era patológico y Hera lo sabía. Pero no por ello estaba dispuesta a soportar una infidelidad más de su marido. No sólo la engañaba con otras diosas, sino también con algunas mortales, que eran seducidas por el mismísimo dios del Olimpo transformado en toro, cisne o lluvia de oro. Zeus no dudaba en experimentar indignas metamorfosis con tal de alcanzar sus propósitos y satisfacer sus deseos. La última traición con la bella Alcmena, nieta de Perseo y Andrómeda, fue la más humillante para la diosa Hera. La reina de Micenas no había consumado el matrimonio con su esposo, Anfitrión,

    M del Carmen
    del Puerto Varela
    Fecha de publicación
  • Calle Vía Láctea
    Historia de la calle que tenía nombre de galaxia

    La Vía Láctea es mucho más que una simple calle en la ciudad tinerfeña de La Laguna, pero no todos lo saben a ciencia cierta. En ella se estudian las estrellas, tantas que es difícil calcular su número. Para verlas, se ayudan de telescopios situados en observatorios de alta montaña, por encima de las nubes… Hoy, este blog del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) quiere hacerle justicia a esta calle con nombre de galaxia. Porque en ella se ubica su sede central, se vive y se trabaja, a veces con frenesí, siempre con ilusión. “Vía Láctea, s/n” es un espacio abierto a todos los que

    M del Carmen
    del Puerto Varela
    Fecha de publicación